¿Cómo cambiar de profesión sin tener experiencia en el nuevo campo?

¿Cómo cambiar de profesión sin tener experiencia en el nuevo campo?

Todas las personas merecen ser felices en su profesión, así que cuando la situación actual laboral ya te satisface, puede ser necesario un cambio. 

Sin embargo, la perspectiva de cambiar de carrera puede parecer desalentadora, especialmente si no se tiene experiencia en el nuevo campo de interés.

¿Cómo cambiar de profesión sin experiencia?

Responde a la pregunta «¿Qué quiero hacer?».

Algunas personas que cambian de carrera tienen una idea clara de hacia dónde cambiar, mientras que otras se sienten perdidas.

Las personas de esta última categoría deben empezar por la introspección. Pensar en las cosas que le apasionan puede dar pistas, al igual que recordar las actividades que disfrutabas de niño. Si, por ejemplo, de pequeño no ibas a ningún sitio sin un libro en la mano y te interesa trabajar con niños, ser bibliotecario puede ser una gran opción.

¿Sigues teniendo dificultades para elegir la carrera? 

Considera la posibilidad de pedir ayuda a un asesor profesional o de realizar una evaluación en línea.

Investiga.

Averigua todo lo que puedas sobre los nuevos trabajos que te interesan: requisitos educativos, mercado, salario, habilidades demandadas, etc. 

Empieza por Internet, pero también intenta encontrar a personas reales que ocupen puestos que te resulten fascinantes. 

Hablar con ellos, o incluso hacer un seguimiento del trabajo para ver de primera mano sus tareas diarias, te proporciona información importante y te permite hacer preguntas para aclarar dudas.

Evalúa.

A medida que vayas adquiriendo conocimientos sobre la nueva carrera, puedes empezar a evaluar lo que se necesita para entrar en ella. 

Por ejemplo, puedes decidir que inscribirte en un curso de enfermería es más adecuado para tu situación actual, que un curso más largo para convertirte en enfermera titulada.

Algunos cambios de carrera pueden ser más fáciles de lo que se pensaba en un principio debido a las habilidades transferibles. 

Examina las habilidades que posees actualmente y que los empleadores de tu nuevo campo considerarían deseables. 

Las habilidades de atención al cliente adquiridas durante años en el comercio minorista, por ejemplo, podrían aprovecharse para trabajar en la recepción de una consulta médica de gran actividad.

Demuestra seriedad.

Demuestra a los posibles empleadores que este cambio de carrera no es sólo un capricho. 

Toma una o dos clases relevantes para reforzar tus credenciales. Busca oportunidades de voluntariado o trabajos independientes que te permitan poner en práctica tus habilidades o demostrar tu pasión.

Únete a las asociaciones profesionales adecuadas y asiste a los eventos del sector.

Conviértete en un miembro activo de los grupos de LinkedIn en el ámbito de tu interés. Estas actividades también ayudan a ampliar su red de contactos.

Véndete.

Al final, conseguir cualquier trabajo implica convencer a un posible empleador de que tienes lo que hace falta para satisfacer las necesidades de la empresa. En lugar de insistir en lo que te falta, céntrate en lo que ofreces.

Empieza con una carta de presentación impecable que exponga claramente tus argumentos. 

Preséntate como una persona que aprende rápido, como un experto en todos los oficios, como alguien que comparte los valores de la empresa o como un aspirante con excelentes habilidades transferibles, sea cual sea el punto de vista que más atraiga la atención del director de recursos humanos.

A continuación, considera la posibilidad de elaborar un currículum funcional. Mientras que el currículum cronológico estándar destaca el historial laboral, el funcional se centra en las habilidades y puede ser más eficaz cuando se cambia de carrera. 

Seguirá siendo necesario enumerar los empleos anteriores, pero esa información se indica brevemente al final del documento en lugar de ocupar el centro del mismo.

Y cuando consigas una entrevista, mantén el tono. Lo que te falta de experiencia directa suele compensarse con un posicionamiento adecuado y entusiasmo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.