Conecta con nosotros

Consejos

Cuidado con hacer estas 10 preguntas en una entrevista de solicitud de empleo

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui.

Publicado

on

Cuidado con hacer estas 10 preguntas en una entrevista de solicitud de empleo
Photo: iStockphoto

Cuando te encuentres inmerso en el proceso de reclutamiento de una empresa para optar por un trabajo y tengas la oportunidad de hacer preguntas al entrevistador las cosas pueden cambiar de forma negativa o no.

Pero en definitiva debe ser en el mejor de los casos una oportunidad para aprender más sobre el trabajo y demostrar que eres un candidato cualificado, reflexivo y con experiencia, idóneo para la vacante.

Ten presente que las preguntas inteligentes pueden impresionar al director de contratación, también las malas pueden perjudicar seriamente las posibilidades de conseguir el trabajo.

Por eso es tan importante ser estratégico a la hora de hacer ciertas preguntas en una entrevista. Aquí podrás conocer algunos temas que querrás abordar con cuidado, para obtener excelentes resultados.

10 preguntas que hay que hacer con cuidado en una entrevista

Dentro de las preguntas que tienes que manejar con sumo cuidado están:

1. Preguntas generales sobre la empresa

Antes de la entrevista, ya deberías saber a groso modo sobre la empresa. Y al final de la entrevista, debería saber aún más. Hacer una pregunta general sobre la empresa («¿A qué se dedica exactamente esta empresa?») hace que parezca que no has prestado atención y que no has investigado antes de la entrevista.

En lugar de algo general, haz preguntas específicas sobre la empresa. Puedes pedir al director de contratación que te hable de la cultura de la empresa, de los programas de creación de equipos o de las oportunidades de desarrollo profesional para conocer mejor el funcionamiento interno de la empresa.

2. Información general sobre el puesto

Aunque al final de la entrevista deberías saber casi todo lo que necesitas saber sobre el puesto, es muy posible que todavía tengas algunas preguntas pendientes.

Sin embargo, preguntar algo como «¿Qué más puede decirme sobre el puesto?» está definitivamente en la lista de preguntas prohibidas. 

Es demasiado general, demasiado vago una vez más, hace que parezca que no estás prestando atención. En su lugar, intenta hacer una pregunta específica sobre el trabajo:

«¿Cómo interactúa esta función con otros departamentos?»

«¿Qué tipo de problemas espera que resuelva la persona contratada para este puesto?»

«¿Cómo será el éxito en este puesto?».

3. Salario

El salario es por supuesto, un aspecto importante de cualquier trabajo. Y por desgracia, los empleadores no tienen la costumbre de hablar del salario en la descripción del puesto. Pero cuando se trata de preguntas que no se deben hacer durante una entrevista, el salario es definitivamente un tema que se debe evitar.

Por lo menos, sacar el tema del dinero en las primeras entrevistas podría indicar que estás buscando el trabajo por razones equivocadas o que lo rechazarás si el salario no es lo suficientemente alto. 

Es mejor esperar a recibir la oferta de trabajo para preguntar por el salario. Sin embargo, si el empleador saca a relucir el salario durante la entrevista, entonces no hay problema en tener la discusión.

4. El rumor

Está bien preguntar al director de contratación sobre cosas que hayas leído en las noticias o escuchado en el sector sobre la situación de la empresa.

Pero cuando se trata de preguntas que hay que enfocar con cautela, preguntar sobre algo de los rumores puede resultar poco profesional.

5. Preguntas personales.

No hagas nada demasiado personal ni preguntas que si el entrevistador te las hiciera, podrían considerarse ilegales.  

No sólo podrías hacer que el entrevistador se sintiera incómodo, sino que también podrías dar la impresión de ser desconsiderado, lo que perjudicaría tus posibilidades de avanzar.

Si quieres romper el hielo, puedes mencionar, por ejemplo, que te has dado cuenta en su perfil de LinkedIn de que fue a una universidad concreta y preguntarle qué le gustó o en qué se especializó. Eso sí, asegúrate de mantener la ligereza.

6. Llevar perros o niños a la oficina.

Aunque quieras conectar con un trabajo que apoye un equilibrio positivo entre el trabajo y la vida privada, hay mejores formas de averiguar cómo la empresa apoya esas iniciativas que preguntar durante la entrevista. 

Por lo general, cosas como «admite mascotas» o «guardería in situ» figuran en la descripción del puesto o en el sitio web de la empresa. Pero si no es así, haz otras preguntas para saber más sobre la cultura de la empresa que te ayuden a entender si Fido (tu mascota) es bienvenido en la oficina o no.

La única excepción, en este caso, es si tienes un perro de servicio o apoyo en caso de discapacidad. Para esto las diferentes leyes que involucran el tema de las Discapacidades (ADA), brindan información a la empresa sobre el «ajuste razonable» para su perro de servicio (que no es lo mismo que un animal de apoyo emocional), que se realizaría en caso de obtener el empleo. 

Sin embargo, esto no significa automáticamente que pueda llevar a su perro de servicio al trabajo. Si tiene que llevar un perro de servicio, puede considerar discutir sus necesidades al principio del proceso de entrevista en caso de que el empleador no pueda brindarte los requerimientos necesarios para tu discapacidad.

7. Horarios flexibles

Déjate guiar por la cultura de la empresa en lo que respecta a los horarios de trabajo flexibles. 

Normalmente, las empresas indican las opciones de trabajo flexible en el anuncio de empleo o en la página web. Si no están ahí, pregunta sobre la cultura de la empresa y busca pistas en las respuestas del entrevistador.

8. Beneficios

Partiendo de la misma premisa que la pregunta sobre el salario, las preguntas que no se deben hacer durante una entrevista incluyen detalles sobre las prestaciones (vacaciones, baja por enfermedad, seguro, etc.). 

Al igual que ocurre con el salario, preguntar sobre los beneficios en una fase temprana de la entrevista te posiciona como alguien que está más interesado en lo que el trabajo puede hacer por ti y no en lo que tú puedes hacer por la empresa.

Hasta que no recibas una oferta o estés en las fases finales de la posibilidad de recibir una oferta, este tema tendrá que esperar.

9. Promociones

No te preocupes por este tipo de preguntas. Tener una trayectoria profesional clara es importante, es igualmente importante entender cuál podría ser su trayectoria en esa empresa. Pero hay formas sutiles de averiguar cómo podría ser tu futuro allí.

Pregunta qué significa tener éxito en el puesto. ¿Cómo mide la empresa el éxito a diario, mensualmente y anualmente? O también podrías preguntar ¿por qué hay una vacante en el puesto?.

10. Comprobación de antecedentes y pruebas de drogas

Siempre que busques trabajo, es mejor asumir o suponer que tendrás que pasar por una prueba de antecedentes y un test de drogas. 

Hacer preguntas sobre estos temas durante una entrevista podría implicar que tienes algo que ocultar.

Si hay algo que puede hacer que la empresa se cuestione su contratación, es mejor ser franco al respecto y explicar con honestidad y franqueza cuál es el problema y cómo no interferirá en su empleo.

Hacer las preguntas adecuadas

Todos los solicitantes de empleo deberían hacer preguntas reflexivas y de sondeo al final de la entrevista. Es su mejor oportunidad para aprender más sobre el trabajo y la empresa. 

Pero saber qué preguntas no hay que hacer en una entrevista, o cuáles hay que abordar con más cuidado, te ayudará a evitar cualquier error y con suerte, podrás  pasar a la siguiente entrevista y asi recibir una oferta de trabajo.

Somos sicontrata.me, una web donde puedes encontrar distintas ofertas de empleo, tanto oportunidades para Freelance como para profesionales que buscan un puesto con fijo en una empresa. Te ayudamos a conectar tus servicios con tu empresa ideal.

Consejos

13 preguntas para entrevistas de trabajo a distancia que hay que preparar

Prepárate para la entrevista de trabajo antes de tenerla, si buscas trabajo en remoto, preparar las respuesta a estas preguntas serán esenciales para ti

Publicado

on

13 preguntas para entrevistas de trabajo a distancia que hay que preparar
Photo: iStockphoto

Si eres relativamente nuevo en el mundo del trabajo a distancia, puede que te preguntes qué tipo de preguntas de la entrevista para trabajar desde casa puedes esperar, que te hagan. 

Lo bueno es que te enseñaremos sobre algunas preguntas habituales en las entrevistas para trabajos a distancia y sobre las formas de responderlas, para que tú entrevista sea un éxito. 

13 preguntas de la entrevista de trabajo a distancia

Estas son las 13 preguntas más comunes que hemos seleccionado para ti, sin duda te serán muy útiles. 

1. ¿Tienes experiencia previa trabajando desde casa?

Un historial de éxitos en tu currículum dice mucho porque alguien que ya ha demostrado que puede manejar los desafíos del empleo a distancia es una buena apuesta para la empresa y para seguir desempeñándose bien.

Resulta muy útil que describas los detalles de su anterior experiencia de trabajo a distancia, como lo que hiciste y las horas que trabajaste. 

Si tú y tus compañeros de trabajo estaban situados en zonas horarias muy diferentes, explica cómo afrontaban los retos y qué sistemas pusiste en marcha para mantener todo en orden.

Sin embargo, si se trata de tu primer trabajo a distancia, necesitarás un enfoque diferente. 

Referente a esto Toni Frana, preparador profesional de FlexJobs, aconseja a los candidatos que «destaquen sus habilidades clave directamente relacionadas con el puesto. Habla de tus excelentes habilidades de comunicación verbal y escrita, de tus habilidades tecnológicas, así como de tus habilidades de organización y gestión del tiempo. Cada una de ellas es una habilidad deseable para los empleadores a distancia».

No olvides mencionar qué tecnologías dominas que te ayudarán en un puesto a distancia. Tal vez estés familiarizado con Google Docs para compartir y editar documentos, Trello para la gestión de proyectos y Slack para la colaboración. O tal vez hayas trabajado en la oficina, pero con clientes remotos. Explica cómo utilizaste tus habilidades para afrontar esos retos.

2. ¿Por qué quieres trabajar a distancia?

Si has trabajado principalmente en una oficina durante tu carrera, el gerente de contratación puede tener algunas preguntas sobre por qué estás solicitando un trabajo remoto.

Quizá seas más productivo en casa, donde hay menos distracciones. Tal vez vivas en una zona rural donde no hay muchas oportunidades en tu campo laboral  o tengas que recorrer una larga distancia para llegar al trabajo. Tal vez no te atraiga la idea de trabajar a distancia en sí, sino la idea de trabajar para esa empresa en concreto.

Independientemente de tus motivos, aborda el tema de frente y asegúrate de posicionarte favorablemente de forma que beneficie al empleador.

3. Háblame de tu trabajo favorito/menos favorito.

Esta es una de esas preguntas de la entrevista de trabajo desde casa que probablemente te harán. Si tu trabajo favorito incluía salidas en grupo y frecuentes almuerzos en equipo o por el contrario tu menos favorito era cuando te sentías atrapado detrás de un escritorio, es posible que un entrevistador no te vea como una gran opción para un papel remoto.

Sin embargo, si esa es tu respuesta honesta, enmarcala de manera que muestre cómo el trabajo remoto no te impedirá interactuar con los demás y cómo tu amor por trabajar con la gente te hace el candidato perfecto para este rol remoto.

4. ¿Cómo es tu oficina en casa?

Un director de contratación quiere tener la seguridad de que el entorno en el que trabajarás es cómodo, te permite ser productivo y está razonablemente libre de distracciones. 

Para lograr esta imagen hazle saber que te has esforzado en organizar tu oficina en casa. Da una imagen clara de cómo vas a trabajar y por qué será un espacio tranquilo y productivo.

5. ¿Cómo minimizas o minimizarías las distracciones cuando trabajas desde casa?

Las empresas que ofrecen puestos de trabajo a distancia saben que todo el mundo tiene momentos en los que es un reto mantenerse concentrado cuando se trabaja en casa. 

Habla de algunas cosas específicas que pueden ocurrir, por ejemplo un amigo llama para charlar, el fregadero está lleno de platos o los niños están en casa después de la escuela…Para esto debes discutie las estrategias específicas para limitar las distracciones y mantenerse concentrado.

Si realmente nunca has trabajado a distancia, habla de cómo has afrontado las distracciones mientras trabajabas en la oficina. 

En las oficinas presenciales puede haber tantas distracciones, si no más y explica cómo las has manejado puedes dar al entrevistador una idea de cómo vas a lidiar con las distracciones mientras trabajas en casa.

6. ¿Por qué quiere trabajar en nuestra empresa?

Su respuesta debe ser específica para la empresa con la que está hablando y no algo que pueda encajar en cualquier empresa o puesto. 

Los entrevistadores están tratando de determinar si has hecho un trabajo adecuado cumplimiendo tu deber en la empresa en la que trabajabas y por qué has solicitado esté puesto en particular.

7. ¿Cómo se organiza, prioriza y mantiene la motivación?

Dado que no habrá un jefe mirando por encima de tu hombro, el empleador te pregunta cómo te mantendrás motivado para realizar tus tareas.

Piensa en cómo te gusta organizar el trabajo y explica al entrevistador cómo te ayuda a cumplirlo. ¿Te gustan las listas de tareas a la antigua y haces una cada día para tachar tus logros? ¿Te gustan los calendarios y la programación de tareas y bloques de tiempo para trabajar?.

Tal vez te guste poner el cartel de «no molestar» y meterte de lleno en tu trabajo, apagando todas las notificaciones push hasta que la tarea esté terminada.

No olvides mencionar cómo priorizas las tareas y qué haces cuando hay varias cosas que necesitan tu atención.

8. ¿Qué es lo que más/menos le gusta de trabajar desde casa?

Para empezar, hazle saber al entrevistador que estás muy familiarizado con las ventajas de trabajar desde casa.

También es bueno demostrar que eres consciente de los inconvenientes que pueden surgir al trabajar de esta manera. Pero asegúrate de que la respuesta incluya la forma en que lo compensaras. 

Si hablas de que echas de menos la interacción social con los compañeros de trabajo, sigue describiendo cómo el tiempo que ahorras al no tener que desplazarte significa que puedes quedar con tus amigos para cenar una vez a la semana.

Los empleadores buscan respuestas reflexivas de alguien que reconozca los aspectos positivos del trabajo a distancia, junto con los desafíos. No quieren contratar a alguien que se sienta infeliz cuando el trabajo desde casa no sea lo que esperaban.

9. ¿Cómo te coordinarás y comunicarás con tus compañeros de trabajo para garantizar que el trabajo se realice de forma eficiente?

La comunicación es esencial para todos los equipos, pero desempeña un papel fundamental cuando los trabajadores se encuentran en lugares diferentes. 

Los candidatos más prometedores son conscientes de las distintas formas que tienen los compañeros de trabajo de ponerse en contacto entre sí y no tienen miedo de aprender nuevos métodos si eso significa mejores resultados.

También hay que señalar el valor de las comprobaciones periódicas por audio o videochat para obtener información y asegurarse de que nada se escapa.

En realidad, la comunicación a distancia es similar a la comunicación en la oficina, así que habla de eso también. Pon ejemplos de los momentos en los que te hayas enfrentado a problemas de comunicación en la oficina y explica cómo los resolviste.

10. ¿Cómo es tu día ideal?

No empieces a responder a esta pregunta hablando de levantarte y preparar el desayuno. Cuando los empleadores hacen esta pregunta, buscan una rutina y una estructura para tu día. 

Incluso si nunca has trabajado a distancia, empieza describiendo tu rutina en la oficina. Por ejemplo, un empleado puede empezar su día creando una lista de tareas prioritarias, seguida de la comprobación de los correos electrónicos.

Este tipo de preguntas en las entrevistas de trabajo a distancia tienen por objeto distinguir a las personas que pueden gestionar eficazmente el trabajo en casa de las que sólo piensan que sería agradable, pero no están realmente preparadas para los trabajos a distancia.

Los trabajadores a distancia están solos la mayor parte del día. Los empleadores quieren saber que eres disciplinado, que puedes evitar las distracciones y que tienes tácticas para mantenerte en el camino y ser productivo.

11. ¿Cómo te gusta trabajar? ¿Necesita mucha orientación?

Algunos empleados necesitan más orientación que otros, pero los empleados remotos necesitan trabajar con independencia de sus jefes y su equipo. Pero preferir mucha dirección no debería descalificarte automáticamente para un puesto remoto.

Responde a esta pregunta con sinceridad. Si en general necesitas mucha orientación, no digas que trabajas bien de forma independiente; podrías tener problemas cuando empieces a trabajar en un equipo remoto. En su lugar, explique que le gusta mucha información y dirección, y luego explique cómo obtendrá lo que necesita de los miembros de su equipo remoto.

12. Dé un ejemplo de un proyecto en el que haya participado de principio a fin.

Algunas preguntas de la entrevista de trabajo a distancia pueden no tener sentido en ese momento, pero están orientadas a encontrar personas que puedan manejar con éxito el horario, el entorno de trabajo y la carga de trabajo de trabajar desde una oficina en casa.

En este caso, el empresario busca el compromiso y el empuje de un candidato. Dado que los empleados remotos trabajan de forma muy independiente, los empresarios quieren saber que un proyecto estará en buenas manos si se le asigna.

Para esto resulta muy útil que compartas una historia de un proyecto que muestre tu iniciativa y determinación para demostrar que no dejas escapar los proyectos.

13. ¿Te sientes cómodo sin estar rodeado de gente todo el tiempo?

Obviamente, cuando trabajas desde casa, no estás rodeado de tanta gente en contraste con el trabajo en una oficina.

Aunque una parte importante del trabajo a distancia es el «tiempo a solas», cualquier persona que busque un trabajo a distancia no debe asumir que un papel a distancia significa no interactuar nunca con los compañeros.

De hecho, los mejores empleados remotos son receptivos, comunicativos y proactivos.

Preparación y práctica de la entrevista

Prepararse para una entrevista a distancia no es, en muchos sentidos, diferente a prepararse para una entrevista en persona. Al igual que se preparan las respuestas a las preguntas más habituales de las entrevistas, también se pueden preparar las respuestas a las preguntas de las entrevistas de trabajo desde casa y conseguir un éxito en la entrevista.

Seguir Leyendo

Consejos

6 consejos para conseguir un empleo en un entorno de trabajo virtual

Aplica estos consejos que te ayudarán a conseguir empleo en la modalidad de teletrabajo o trabajo en remoto

Publicado

on

6 consejos para conseguir un empleo en un entorno de trabajo virtual
Photo: Shutterstock

 Estos entornos de trabajo virtuales son ahora más frecuentes que nunca, lo que ha cambiado el sector y la forma en como hay que prepararse para pivotar en él. 

Desde la primera entrevista hasta la aceptación de la carta de oferta, todo ocurre sin salir de casa.

Algunos de los clásicos siguen siendo válidos para prepararse: vestirse bien, presentarse con antelación y estar preparado para responder a preguntas difíciles. 

Sin embargo, con la eliminación del lenguaje corporal visible y la incorporación de la tecnología, un entorno de trabajo virtual conlleva un proceso de entrevista único.

Seis mejores maneras de conseguir el trabajo ideal en un entorno de trabajo virtual

Puede resultar un poco intimidante, pero no hay que temer. Hemos preparado las seis mejores maneras de conseguir el trabajo de tus sueños en un entorno de trabajo virtual y parecer natural en este espacio de trabajo socialmente distanciado.

1. Práctica el uso de varias plataformas de videoconferencia

Las videoconferencias son cruciales para que las empresas virtuales conecten a los compañeros de trabajo entre sí y con los clientes.

Para lograr esto, debes conocer a las plataformas de videoconferencia más populares son:

  • Zoom
  • Google Hangouts/Meet
  • Skype
  • UberConference
  • Jitsi Meet

Cada plataforma ofrece una cuenta básica gratuita. 

Primero debes crear una cuenta, luego es recomendable que practiques cómo entrar en una reunión, cómo navegar por los controles de vídeo, audio y cómo compartir tu pantalla. 

Asegúrate de que tu cámara al igual que el micrófono funcionen y que has descargado los complementos que necesitarás antes de la entrevista.

Además, identifica un lugar para tu entrevista de trabajo virtual que ofrezca un fondo apropiado, un ruido de fondo mínimo y una iluminación adecuada. Haz una práctica con un amigo o familiar, para que te sientas seguridad cuando llegue el momento de reunirte con el reclutador o el gerente de contratación. 

2. Investiga con antelación

Tómate el tiempo necesario para conocer la organización a la que te presentas. ¿A qué se dedican? ¿Por qué quieres trabajar allí? ¿Qué es lo que te atrae de su misión o visión? 

Consulta su página web y las publicaciones que tengan disponibles; estudia la historia de la organización y las personas que tienen en sus equipos. 

Prepara una lista de preguntas que demuestre que has aprendido lo que está disponible y que quieres seguir ampliando tus conocimientos a través de tus preguntas. Hacer esto demostrará que estás interesado en la empresa y que eres capaz de investigar. 

3. Conéctate a través de los medios y redes sociales

Ahora es el momento de asegurarse de que tu perfil de LinkedIn está actualizado y si es posible debes lograr actualizar cualquier otra presencia en los medios sociales que tenga para dar lo mejor de ti mismo. 

Debes cerciorarte de que tus cuentas de Facebook y Twitter, cuentan la historia que quieres que los futuros empleadores conozcan de ti. 

Si utilizas estas cuentas únicamente para tus contactos personales, asegúrate de hacerlas privadas. Si tienes una presencia pública, conéctate o sigue al reclutador con el que vas a hablar y comprométete también con la empresa en sus redes sociales. 

4. Sé simpático y demuestra que encajas en la cultura de la empresa

Las empresas virtuales tienen equipos enteros que trabajan a distancia el 100% del tiempo. Esto requiere que los empleados hagan un esfuerzo adicional para construir relaciones de colaboración que son más naturales en entornos presenciales. 

Dado que no hay una forma física para conectar con tus compañeros de trabajo, tienes que demostrar a tu empleador tu potencial, que eres capaz de trabajar en equipo y encajar perfectamente en la cultura de la empresa. 

Tienes que transmitir que eres simpático y atractivo; asegúrate de que tu personalidad brille a pesar de la distancia. Tu objetivo número 1 es que tu entrevistador salga de la entrevista entendiendo quién eres y por qué serías un activo valioso para el equipo.

5. Sé consciente de su lenguaje corporal

Controla tu lenguaje corporal para asegurarte de que es apropiado: sonríe, asiente con la cabeza para demostrar que estás escuchando y mantén el contacto visual durante la entrevista. 

Es importante que todo resulte lo más natural posible. Muéstrate comprometido y relajado. Coloca la pantalla y la cámara de forma que mires a la persona con la que estás hablando. Puede que tengas que hacer algunos ajustes, pero quieres que la sensación sea similar a la de estar sentados en la misma habitación cara a cara.

6. Envía un correo electrónico de agradecimiento

Muestra tu agradecimiento a todos los que han participado en la entrevista y el proceso de contratación. Utiliza las invitaciones a las reuniones y las cadenas de correo electrónico para recopilar la información de contacto de todas las personas con las que te reuniste y hablaste. 

Asegúrate de anotar sus nombres para dirigirte a ellos correctamente en tu correo electrónico. Agradéceles su tiempo y atención, e incluye un detalle específico de tu reunión que te haga destacar y demuestre tu atención a los detalles. 

Recuerda: este es tu momento para dar a conocer tu capacidad para prosperar en el trabajo virtual. Aporta las habilidades clásicas de las entrevistas, pero también prepárate para mostrar tu capacidad de adaptación en este cambiante mundo virtual. 

Lo mejor de todo esto es que cada vez hay más puestos de trabajo virtuales, disponibles para ti.

Seguir Leyendo

Consejos

¿Cómo cambiar de profesión sin tener experiencia en el nuevo campo?

Para facilitar este cambio, hemos elaborado una guía que le ayudará a cambiar de profesión aunque no tenga experiencia.

Publicado

on

¿Cómo cambiar de profesión sin tener experiencia en el nuevo campo?
Photo: Shutterstock

Todas las personas merecen ser felices en su profesión, así que cuando la situación actual laboral ya te satisface, puede ser necesario un cambio. 

Sin embargo, la perspectiva de cambiar de carrera puede parecer desalentadora, especialmente si no se tiene experiencia en el nuevo campo de interés.

¿Cómo cambiar de profesión sin experiencia?

Responde a la pregunta «¿Qué quiero hacer?».

Algunas personas que cambian de carrera tienen una idea clara de hacia dónde cambiar, mientras que otras se sienten perdidas.

Las personas de esta última categoría deben empezar por la introspección. Pensar en las cosas que le apasionan puede dar pistas, al igual que recordar las actividades que disfrutabas de niño. Si, por ejemplo, de pequeño no ibas a ningún sitio sin un libro en la mano y te interesa trabajar con niños, ser bibliotecario puede ser una gran opción.

¿Sigues teniendo dificultades para elegir la carrera? 

Considera la posibilidad de pedir ayuda a un asesor profesional o de realizar una evaluación en línea.

Investiga.

Averigua todo lo que puedas sobre los nuevos trabajos que te interesan: requisitos educativos, mercado, salario, habilidades demandadas, etc. 

Empieza por Internet, pero también intenta encontrar a personas reales que ocupen puestos que te resulten fascinantes. 

Hablar con ellos, o incluso hacer un seguimiento del trabajo para ver de primera mano sus tareas diarias, te proporciona información importante y te permite hacer preguntas para aclarar dudas.

Evalúa.

A medida que vayas adquiriendo conocimientos sobre la nueva carrera, puedes empezar a evaluar lo que se necesita para entrar en ella. 

Por ejemplo, puedes decidir que inscribirte en un curso de enfermería es más adecuado para tu situación actual, que un curso más largo para convertirte en enfermera titulada.

Algunos cambios de carrera pueden ser más fáciles de lo que se pensaba en un principio debido a las habilidades transferibles. 

Examina las habilidades que posees actualmente y que los empleadores de tu nuevo campo considerarían deseables. 

Las habilidades de atención al cliente adquiridas durante años en el comercio minorista, por ejemplo, podrían aprovecharse para trabajar en la recepción de una consulta médica de gran actividad.

Demuestra seriedad.

Demuestra a los posibles empleadores que este cambio de carrera no es sólo un capricho. 

Toma una o dos clases relevantes para reforzar tus credenciales. Busca oportunidades de voluntariado o trabajos independientes que te permitan poner en práctica tus habilidades o demostrar tu pasión.

Únete a las asociaciones profesionales adecuadas y asiste a los eventos del sector.

Conviértete en un miembro activo de los grupos de LinkedIn en el ámbito de tu interés. Estas actividades también ayudan a ampliar su red de contactos.

Véndete.

Al final, conseguir cualquier trabajo implica convencer a un posible empleador de que tienes lo que hace falta para satisfacer las necesidades de la empresa. En lugar de insistir en lo que te falta, céntrate en lo que ofreces.

Empieza con una carta de presentación impecable que exponga claramente tus argumentos. 

Preséntate como una persona que aprende rápido, como un experto en todos los oficios, como alguien que comparte los valores de la empresa o como un aspirante con excelentes habilidades transferibles, sea cual sea el punto de vista que más atraiga la atención del director de recursos humanos.

A continuación, considera la posibilidad de elaborar un currículum funcional. Mientras que el currículum cronológico estándar destaca el historial laboral, el funcional se centra en las habilidades y puede ser más eficaz cuando se cambia de carrera. 

Seguirá siendo necesario enumerar los empleos anteriores, pero esa información se indica brevemente al final del documento en lugar de ocupar el centro del mismo.

Y cuando consigas una entrevista, mantén el tono. Lo que te falta de experiencia directa suele compensarse con un posicionamiento adecuado y entusiasmo.

Seguir Leyendo