Es necesario enviar una nota de agradecimiento después de una entrevista de trabajo

¿Es necesario enviar una nota de agradecimiento después de una entrevista de trabajo?

Muchas actividades han evolucionado en la era digital, esto incluye la búsqueda y obtención de empleo, desde cómo contactar con los reclutadores e identificar los puestos vacantes, hasta cómo elaborar y enviar los currículos.

Si bien antes era habitual enviar una nota de agradecimiento (por correo postal) a todas las personas con las que te reunías en el comité de contratación después de una entrevista de trabajo, hoy en día no está tan claro si este paso sigue siendo obligatorio. 

También puede ser confuso averiguar el protocolo específico de las notas de agradecimiento posteriores a la entrevista y otras formas de comunicación con un posible empleador.

Es por esto que vamos a repasar algunas de las recomendaciones más recientes en este ámbito, incluidos los consejos actuales sobre qué formato es mejor para las notas de agradecimiento entre el correo electrónico, las redes sociales, los mensajes de texto o el correo postal.

¿Enviar o no enviar?

Aunque sólo una cuarta parte de los candidatos envían notas de agradecimiento después de una entrevista, el 80% de los directores de recursos humanos consideran que son útiles para ayudarles a evaluar a los candidatos, según una encuesta de Accountemps. 

Esta es probablemente una de las principales razones por las que el consenso general entre la comunidad empresarial es que las notas de agradecimiento siguen siendo una parte esencial de la búsqueda de empleo.

El portal de Monster.com califica la práctica de enviar notas de agradecimiento después de las entrevistas de trabajo como «una parte importante de cualquier estrategia de búsqueda de empleo», destacando que estas comunicaciones críticas pueden «añadir una impresión positiva a una conexión ya positiva». 

También The Balance afirma que la necesidad de enviar una nota de agradecimiento a tus entrevistadores «no ha cambiado», ya que te da la oportunidad de «expresar tu agradecimiento por la oportunidad de reunirte con ellos».

En relación a esto Romy Newman, presidenta y cofundadora de Fairygodboss, afirma que «la respuesta es inequívocamente SÍ. 

Definitivamente hay que enviar una nota de agradecimiento», añade que «simplemente no contrataría a nadie que no enviara una nota de agradecimiento después de la entrevista». 

También The Muse sugiere que una nota de agradecimiento bien escrita puede ayudar a inclinar la balanza cuando la competencia es especialmente dura, como cuando sabes que te están comparando con un candidato específico que tiene credenciales similares.

El momento de enviarla es importante.

Ahora que sabes que las notas de agradecimiento son un imperativo en la búsqueda de empleo, es el momento de averiguar la mejor manera de enviarlas. 

El tiempo es esencial a la hora de enviar las notas de agradecimiento. Las decisiones de contratación pueden ser rápidas, por lo que esperar demasiado para enviar la nota puede hacerla irrelevante y anular su propósito. 

Es una buena práctica redactar las notas de agradecimiento tan pronto como vuelvas a casa después de la entrevista (o justo después de colgar el teléfono), y asegúrate de hacer clic en «enviar» en tu correo electrónico dentro de las 24 horas siguientes a tu reunión con el comité de contratación. 

El objetivo es mantenerlo fresco en la mente de los entrevistadores durante el periodo de tiempo en el que están pensando en su decisión de contratación.

La forma de enviarlo es importante.

Al estudiar los consejos de varios expertos en carreras profesionales, está claro que hay ciertos tips o maniobras en este aspecto, aunque el tipo de empresa con la que te has reunido puede ayudarte a elegir el método de envío. 

Mientras que antes se esperaba que se enviará una carta escrita a mano o a máquina, la encuesta de Accountemps mencionada anteriormente encontró que la gran mayoría de los directores de recursos humanos están de acuerdo en que es perfectamente apropiado enviar una nota de agradecimiento por correo electrónico.

Algunas empresas son más tradicionales y formales. Si este es el caso de la organización que te entrevistó, entonces puedes ganar puntos extra de protocolo enviando tu nota de agradecimiento por correo. 

Aunque tengas información de contacto para enviar mensajes de texto o contactar con personas del equipo de contratación a través de las redes sociales, no utilices estos métodos para enviar notas de agradecimiento. 

Esto se debe a que son demasiado informales y podrían ser vistos por los reclutadores como métodos de contacto demasiado familiares para los candidatos a un puesto de trabajo.

Lo que se envía es importante.

Una vez determinada la logística, es hora de ir al grano: hacer que lo que digas en tu nota de agradecimiento sea lo más efectivo y significativo posible, evitando al mismo tiempo posibles pasos en falso. 

Lo mejor es un enfoque «breve y dulce»: el objetivo principal de tu comunicación debe ser mantener la atención del destinatario agradeciéndole la oportunidad de reunirse y reiterando tu interés en el trabajo. 

También puedes insistir brevemente en qué crees que tu formación y tus aptitudes te convierten en el candidato ideal para el puesto y la empresa en cuestión.

Asegúrate de corregir tu mensaje con mucho cuidado; una falta de ortografía o un error tipográfico en esta fase puede convertir tu inteligente estrategia en una bandera roja que dirija al director de contratación en otra dirección.

Aunque no cabe duda de que tienes curiosidad por el salario, la nota de agradecimiento no es el vehículo adecuado para preguntar por esos detalles. 

Espera a tener una oferta de trabajo en mano antes de mencionar los beneficios. Y si te has reunido con más de una persona de un equipo, asegúrate de adaptar las notas individuales a cada persona en lugar de intentar ahorrar tiempo con un único mensaje.

Como puedes ver, la nota de agradecimiento sigue siendo un paso que no deberías saltarte en tu proceso de búsqueda de empleo, y deberías pensar detenidamente en los detalles de cuándo, cómo y qué enviar, en lugar de enviar algo apresuradamente. 

Si dedicas algo de energía a este proceso en un momento en el que te apetece relajarte después de la entrevista, puede que ayudes a que tu solicitud llegue a lo más alto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.